Google+ El Mundo De Ivan: Crimen en Guatemala: Descripción de un Asalto en una Camioneta

jueves, 15 de mayo de 2008

Crimen en Guatemala: Descripción de un Asalto en una Camioneta

En estos momentos me viene una frase que dijo mi buen amigo xWichox, “estos son los Tiempos Duros”, no solo en la escena Hardcore he de decir.

4:01 P.M. llame por celular a mi novia para confirmar que nos veríamos en el centro comercial los próceres, 12 minutos más tarde abordamos el autobús que nos llevaría a nuestro destino, zona 14, mi novia vio que habían un par de asientos disponibles en la parte de atrás, me llevo hasta atrás y nos sentamos a la par de un marero que se veía algo nervioso, yo no le vi muy bien el brazo, aunque lo poco que vi me asusto, creí ver un tatuaje con el numero “18” en mi mente dije “nadie se tatúa ese número a menos que sea marero, tal vez vi mal el tatuaje”, unas cuadras más adelante el otro marero que estaba sentado frente a mi salió corriendo a asaltar al chofer, el marero que estaba sentado a mi lado salió corriendo para adelante también y grito algo que no recuerdo, solo pude ver la cara de mi novia y el horror y espanto de las personas que se avalancharon a la salida del bus, en la parte de atrás también estaba cuidando la puesta un marero más viejo y más calmado quien fue el que me quito mi celular y mi billetera, cuando ellos vieron que la gente se estaba bajando del bus por la parte de atrás, le pusieron una pistola al chofer y le dijeron que acelerara, la gente se tiro del bus, callo y rodo por la calle, una chava entro en pánico y se sentó delante de mi novia, sele quedo viendo a ella y le pregunto que si tenían armas contestamos que no sabíamos, el marero que estaba en la parte de atrás del bus le quito el dinero a ella y le dijo que le diera el teléfono, ella abrió su bolso y le dijo “revise no tengo celular”, cuando vi hacia adelante el del tatuaje, ese mal nacido escoria de la sociedad grito “bueno pues, yo no estoy viendo quien me las debe sino quien me las paga, al que se ponga pilas le doy un par de plomazos”, el marero de enfrente le quito el dinero al chofer, el brocha no pudo hacer nada (Brocha: es el ayudante de los choferes, no son legales pero se admiten), de pronto el del tatuaje empezó a golpear a un par de pasajeros, el marero de atrás le dijo que se calmara, de pronto el autobús empezó a detenerse, el de adelante le dijo, que continuara, que se pasara la luz roja, después de asaltar a todos, con los bolsillos llenos de celulares y billeteras, las manos con billetes de un quetzal y otras denominaciones, se bajaron y dijeron que nos iban a seguir en carro y que no fuéramos a decir nada, todo acabo, la señorita que estaba sentada delante de mi novia nos dijo que su esposo se tiro del bus y que no sabía adónde ir pues ellos venían del interior, mi novia solo comento “escondí mi mochila y no me asaltaron”, llegamos a nuestro destino yo lo tome bastante bien aunque me empezó a doler la cabeza y a dar nauseas, mi novia comento “qué bueno que no dispararon”.

Reacciones:

La gente bajo del bus en la última parada, con cara de frustración y terror, una señora comento que no la asaltaron.

Una par de horas más tarde platicando con mi novia no me sentí bien, cuando aborde otro bus para venir a mi casa me sentí mal, anímicamente me senté en el computador y escribí esto, termine de postearlo ahorita a las 8:01 P.M.

Ese tipo de escoria no debería de existir, la solución no es irse a vivir a otro país ni vivir en una mejor zona de la capital, ni hacer limpieza social, ni comprar carro, igual te roban el carro o te secuestran, el cambio es de corazón, el cambio está en nosotros, de los 50 pasajeros asaltados ¿Cuántos pondrán la denuncia en la Policía?, yo si, al medir los índices de asaltos que pasa? como la gente no denuncia no hay índices de asaltos en buses, eso debe de cambiar, aunque no pase nada, aunque solo se archive el expediente, hay que hacer tu parte: denuncia!, yo lo voy a hacer mañana.

A mis amigos les digo gracias por su apoyo a este blog.

Como dice la canción de Residentes:

“Después de cada lágrima la verdad empieza, Después de cada golpe la victoria inicia”.

Publicar un comentario