Google+ El Mundo De Ivan: New Age en Guatemala

jueves, 26 de julio de 2007

New Age en Guatemala


Al igual que muchas otras personas en el mundo yo decidí vivir mi vida de un modo distinto, tanto en mi ética como comunicólogo y como persona individual, de esta manera la cosmovisión que tengo acerca de lo que me rodea puede chocar con algunos estatutos o normas pre establecidas.


Bueno se debo empezar por el principio desde que era un niño mi madre Doña Celeste Cáceres compraba revistas y literatura que de alguna forma me influencio a tener una creencia en lo espiritual y a creer que no estamos solos en este universo infinito, con una madre que cree en lo sobrenatural pero que al mismo tiempo se declara católica fue una mezcla interesante pues mi padre por otra parte es un artista de las artes plásticas quien plasma su creatividad en el lienzo con diferentes técnicas y que a mi parecer es un sub-realista muy bueno ,Don Juan Bautista Guas quien se declara escéptico y al mismo tiempo testigo de Jehová, se imaginan tener a una madre católica y a un padre testigo… no! Pues es mi realidad…, paso algún tiempo y gracias a las Pepsi-cards descubri mi mayor hobby, ser coleccionista, así mi destino me llevo a un club de coleccionistas llamado “Argos”, en este club conocí a mi maestro espiritual Ariel Quiñones (que en paz descanse) quien me enseño mucho de lo que ahora se como leer el tarot, las runas, hacer interpretaciones de cartas natales, numerologías, etc., fue así que descubrí el “New Age” y a su precursor “Saint Germain” el cual escribió un libro llamado “El Libro de Oro de Saint Germain” y que por asares del destino llego a mis manos y fue mi primera literatura esotérica como tal.
Nueva Era o New Age es un término utilizado durante la segunda mitad del siglo xx y principios del XXI se refiere a la Era de Acuario y nace de la creencia astrológica de que el sol pasa un período de tiempo (era) por cada uno de los signos del zodíaco. En este caso el sol saldría de Piscis para entrar en Acuario. El arribo de cada una de estas eras está marcado por cambios sociopolíticos importantes.


Según esta creencia, la Era de Acuario marcaría el comienzo de un cambio en la conciencia del ser humano, que ya estaría empezando a notarse y que llevaría asociado un tiempo de prosperidad, paz y abundancia. Es por esta razón, que una variedad de corrientes filosóficas y espirituales más nuevas o más antiguas relacionadas con estas ideas, son asociadas a la nueva era. Lo cual a menudo lleva a un confuso sistema de creencias no unificado, un agregado de creencias y de prácticas, a veces mutuamente contradictorias. Las ideas reformuladas por sus partidarios suelen relacionarse con la exploración espiritual, la medicina holística y el misticismo. También se incluyen perspectivas generales en historia, religión, espiritualidad, medicina, estilos de vida y música.
De acuerdo con su relativismo, los neoeristas creen que no contradicen los sistemas de creencias tradicionales, sino que completan las verdades últimas contenidas en ellos, separando estas verdades de la falsa tradición y el dogma. De otro lado, los miembros de otras religiones suelen señalar que el movimiento de la Nueva Era comprende mal estos conceptos religiosos, y que sus intentos de sincretismo religioso son vagos y contradictorios.

Algunas de estas creencias son reinterpretaciones de mitos y religiones previos, aunque sin ser consistentes con ninguna de ellas; habiendo así individuos que emplean una aproximación de "hagalo-usted-mismo", otros grupos con sistemas de creencias establecidas que recopilan religiones, y aun otros sistemas de creencias fijos, como los clubs u organizaciones fraternales. Por ejemplo, pueden compatibilizar el dogma cristiano de la divinidad de Jesús de Nazaret con el karma como mecanismo de justicia, y a la vez negar por desagradable la existencia del infierno. Es frecuente que los conjuntos de creencias así adoptados rechacen los aspectos más negativos de las mitologías o religiones en que se basan, adoptando los más agradables.
Algunos individuos cuyas creencias pueden ser catalogadas como de Nueva Era (incluyendo a los neopaganos) pueden sentir que la etiqueta es inapropiada debido a que puede ligarlos con otros credos y prácticas. Debido a la variedad de creencias, cualquier categoría coherente puede parecer restrictiva o incompleta; una definición de Nueva Era podría ser: no perteneciente a ninguna religión tradicional como tal.
Los neoeristas pueden reclamar que sus creencias derivan de las tradiciones religiosas y filosóficas, originalmente externas a la corriente occidental, como el ocultismo, hinduismo y budismo. La mayoría de los fenómenos mencionados en el epígrafe Temas Relacionados pueden rastrearse en prácticas menos comunes en Europa y Norteamérica durante las últimas centurias. Por ejemplo, la Sociedad Teosófica de mediados del siglo XIX, en la cual cabe destacar a Alice Bailey si nos referimos a este asunto, expuso muchos principios, cuyas raíces pueden ligarse con las ideas actuales de la Nueva Era :
aproximaciones gnósticas a las materias espirituales.
lecturas espirituales - canalización moderna
clarividencia - televidencia moderna
mesmerismo
creencia en poderes curativos de ciertos metales y cristales
utilización de la oración y la meditación como caminos hacia la Iluminación
yoga
A lo largo del tiempo ha cambiado el grado de aceptación en la sociedad de estos credos y prácticas.
En sus inicios, el movimiento de la Nueva Era emergió como una coalición desorganizada, resultado del movimiento contracultural antibélico de los años 1960 en Norteamérica y Europa y la espiritualidad hippie. En consonancia con el estilo alternativo de vida de los sesenta, los neoeristas se sentían insatisfechos con las normas y creencias occidentales mayoritarias y ofrecieron nuevas interpretaciones de la ciencia, la historia y la religión Judeo-Cristiana.
Su vinculación con la rebelión juvenil puede ayudar a entender el enfoque de la Nueva Era, que enfatiza la elección individual en los asuntos religiosos; el papel de la intuición y la experiencia personal sobre la opinión de los expertos sancionada socialmente; y una definición de la realidad experimental, más que primariamente empírica.

Muchos recurren a las metáforas para describir experiencias que ellos perciben como inexpresables de otra forma. Los neoeristas tienden a redefinir el vocabulario prestado por varios sistemas de creencias, lo que produce "energía", "campos de energía", y varios términos tomados de la física cuántica y la psicología, han situado con frecuencia a la Nueva Era en el terreno de las “pseudociencias”.
Como los movimientos ocultistas de siglos pasados, muchas sectas autodenominadas neoeristas tienden a utilizar una jerga particular, que resulta críptica a quienes no conocen la doctrina. El significado neoerista de un término suele diferir bastante del uso común, y se describe frecuentemente como intencionadamente inaccesible. El lenguaje puede servir para escuchar que no se debe dar información en exceso al que presumiblemente no la entendería. Como ya se ha comentado antes, este comportamiento no es intrínseco de la filosofía básica neoerista.
De acuerdo con sus raíces de fenómeno contracultural y su naturaleza sincrética, los neoeristas pretenden buscar una aproximación relativista a la verdad, refiriéndose frecuentemente a la declaración védica de "una verdad, pero muchos caminos" que también se encuentra en la afirmación espiritual del Budismo Zen de "muchos caminos, una montaña". Esta creencia no es sólo una aseveración de "elección" personal en los asuntos religiosos, sino también una aseveración de que la verdad misma se define por el individuo y su experiencia de ella.
Este relativismo no es meramente un relativismo espiritual, sino que también se extiende a las teorías físicas. La realidad es considerada de un modo experimental y subjetivo. No se pretende que muchos fenómenos neoeristas sean repetibles en el sentido científico, ya que se presume que son aparentes sólo para la mente receptora; por ejemplo, se afirma que una mente escéptica no puede lograr la telepatía, ya que está condicionada para cerrarse en banda al fenómeno.
Rechazo del cientifismo o ciencia "ortodoxa": Existe una visión típica basada en el misticismo (más que en la teoría y la experiencia) para describir y controlar el mundo externo. Por ejemplo, se cree que la lectura del Tarot funciona debido al principio de interconectividad.
Se pueden encontrar varios conceptos comunes:
Fuerzas. Se afirma comúnmente que existen "fuerzas" o agentes sutiles, capaces de interactuar y producir cambios sobre el mundo espiritual y el mundo físico haciendo que cosas "sucedan". Estas fuerzas serían agentes de cambio de la naturaleza y se mantiene que operan siguiendo reglas como las fuerzas físicas. El concepto puede equipararse al tradicional de la magia.
Poder. Si las "fuerzas" son agentes de cambio, el poder sería la acumulación de dichas "fuerzas" o la capacidad de producir cambios por medios paranormales, usualmente se le considera concentrado en un objeto, lugar o persona. Muchos creen transferible este "poder" mediante el contacto físico o la mera proximidad con "fuentes de poder". Algunos creen que puede acumularse o agotarse en una persona u objeto mediante una variedad de mecanismos, así como el modo de vida y la proclividad a prácticas esotéricas que "gastan" o "recuperan" el poder. Se sostiene que este poder es observable por ciertos indivuos dotados en forma de auras o psicoenergía; y cuando se encuentra en gran concentración, hay quienes creen que puede ser peligroso.
Espíritu: la creencia en una entidad sutil y trascendente en los seres conscientes de sí, es compartida en todas las vertientes de la New Age.
Un cosmos interconectado. La idea de que los entes están unidos a un nivel fundamental, y que tal unión se manifiesta en ocasiones bajo la forma de sincronismos o milagros, es también recurrente.
De forma adicional, muchas prácticas y creencias neoeristas recurren a lo que puede ser calificado de pensamiento "mágico", tal como lo define Frazer en su momumental obra The Golden Bough (La Rama Dorada).
La aproximación gnóstica de la mirada interior experimental y la revelación de la verdad puede estar cercana a la metodología neoerista de la oración y la espiritualidad. Debido a la naturaleza personal individualista de la verdad revelada, los neoeristas recorren el viejo camino de la gnosis pavimentado con modernas piedras eclécticas.
Muchos han teorizado que el interés actual en la espiritualidad y la metafísica puede ser en parte visto como una reacción contra el racionalismo y el excesivo énfasis sobre lo estrictamente material y empírico: hay un deseo de trascendencia espiritual, en vez de sentirse atascado en una inmersión estricta en lo físico. Por ejemplo, tras un par de siglos de énfasis en lo empíricamente probable y concreto, existe un deseo por lo espiritual como antídoto.
Sorprende, pues, que los neoeristas y metafísicos quieran experimentar su espiritualidad, de forma que puedan sentirla, más que simplemente pensar en ella, y que quieran tener cierto control sobre su práctica o manifestación, más que ir estrictamente a través de un intermediario externo. Este cambio a un sentimiento de control sobre la propia expresión espiritual también refleja la tendencia hacia la responsabilidad personal, así como el fortalecimiento personal.
Un gran porcentaje de la música Nueva Era es instrumental, y electrónica, aunque los arreglos vocales también son comunes. Enya, que ganó un Grammy por su música neoerista y quien canto en vivo para su santidad el papa Juan Pablo II, canta en una variedad de lenguas, incluyendo el latín, elfico y en gaélico, en muchos de sus trabajos. Kitaro con un toque oriental su música es en su mayoría instrumental, Kitaro es el encargado de la parte instrumental del anime “Ninja Scrol the series”. Comprender esta categoría musical puede ayudar a arrojar luz sobre la perspectiva de la Nueva Era .
Al parecer, esta música tiene sus raíces en la década de 1970s en los trabajos grupales del jazz de forma libre que grababa bajo la etiqueta ECM como Oregon, the Paul Winter Group, y otras bandas preambiente; así como en ejecutadores "ambiente" como Brian Eno.
La música considerada Nueva Era suele tener una visión de un mejor futuro, expresa el aprecio por la bondad y la belleza, incluso una anticipación, relevante para ciertos acontecimientos. Raramente la música de la Nueva Era se detiene en un problema de este mundo o sus habitantes; en cambio, ofrece una visión pacífica de un mundo mejor. Frecuentemente la música es 'celestial', cuando el título habla de las estrellas o las exploraciones en el espacio profundo. Ennio Morricone escribió la banda sonora de la película Mission to Mars, y mientras se muestran los créditos podemos oír a All the Friends, un estilo orquestal de Nueva Era. Si bien es cierto que existen compositores meritorios de este tipo de música: Andreas Wollenweider, Kitaro, Vangelis, Era, Mike Oldfield, Eloy Fritsch, la mencionada Enya, o los grupos Popol Vuh, Cocteau Twins, Arco Iris y Tangerine Dream, que ofrecen propuestas bastante más elaboradas que la mayoría de la música, más que realizada, fabricada, a finales del siglo XX y hasta la fecha.
El estilo de vida Nueva Era puede ser observado en cualquier lugar donde se reúna, congregue o visite la gente. El estilos de vida neoeristas, se ha convertido tan común, que uno pensaría que la Nueva Era ha dejado una marca en la corriente principal! Con anterioridad al estilo de vida de la Nueva Era, sin fanfarria, cambió la sociedad occidental, el resultado de la interacción fue: alguien gana y otro pierde. Aunque esta sea una visión demasiado simplista del intercurso social, existía en general. La Nueva Era introdujo un estilo de pensamiento tanque de interacción social, que resultó en una sinergia -- todo lo que implica un evento significativo se muestra con más claridad, y más enfocado que antes. De nuevo, éste es un punto de vista simplista. La gente puede incluso no creer que son Neoeristas, aunque encajen en el modelo general.
Una conversación típica puede comenzar en grupos o en parejas, donde el tema implica visiones interiores, verdades profundamente mantenidas, o incluso revelaciones, de un origen conocido o desconocido. El resultado de esta interreacción puede enlazar a las personas implicadas que comparte visiones similares. Pueden ocurrir sensaciones de déjà vu, con personas que sienten de alguna forma, misteriosamente, que se han encontrado previamente, que se han visto antes o que conocen al otro de un tiempo distante en la historia.
Comprando en una tienda que distribuye suplementos herbales, dos personas pueden encontrar y sentir que puede haber un sentido oculto, o razón por la que acaban de comprar té ginseng en ese particular momento, en ese particular lugar y al mismo tiempo. Más que pasar por alto el acontecimiento, remitiéndolo como una mera coincidencia, hablan, más frecuentemente sobre ellos mismos al otro, e interactúan, un comportamiento clave en este estilo de vida.
Sin embargo el New Age ha desarrollado su propia visión de la relación entre el hombre y el planeta a la que a veces se refiere como la Ecología Profunda. Se niega la diferencia de fondo entre la existencia humana y la no-humana. Se habla de una igualdad biocéntrica por la cual una montaña, una flor o una tortuga tendrían el mismo derecho a la realización propia que un hombre.
Se considera que el cosmos está animado por un espíritu único o guiado por una conciencia universal de la que el hombre es meramente otro participante más.
Se fomenta el culto religioso a la naturaleza o a la Madre-Tierra como si fuera una realidad divina. Se llega a tachar al hombre como intruso y como una maldición para el cosmos y, en el seno del movimiento radical, se presiona para lograr de los gobiernos una legislación que disminuya la población humana y limite el desarrollo tecnológico para sanar al planeta.
No es una secta. No es una organización única, ni sigue lineamientos unánimes y universales. No es ni ciencia ni filosofía, aunque se encubre de argumentos pseudocientíficos y discursos confusos que combinan ideas filosóficas y teológicas con cierta originalidad, pudiera decirse que es una corriente filosófica, sincretista, panteísta. Aveces se habla del New Age como un movimiento para señalar su naturaleza de red o network de muchos individuos y grupos que coinciden en una cierta visión del mundo y una aspiración común de cambiarlo. Lo que les une no es una estructura organizativa ni un código de doctrinas bien definidas, sino una misma mentalidad y una comunicación muy fluida.
En Guatemala somos muy pocos los que nos declaramos abiertamente seguidores del New Age debido a que Guatemala es un país declarado católico y existe una friccion social constante entre los “evangelico-cristianos” y los católicos, por otra parte algunos seguidores del New Age portamos tatuajes esotéricos, talismanes, cristales, cuarzos, etc. Y casi todos (creo) somos vegetarianos por respeto a las formas de vida evolucionadas y a la crueldad que sufren en la industria.


Fuente Wikepedia (resumido y editado por ivancore), y varias páginas web mas y por supuesto “yo” Iván Guas.


MP3 recomendado para leer este articulo: Enya – Amarantine
Publicar un comentario